Los canelones son una de las elaboraciones más tradicionales de la cocina catalana.

En la receta de hoy les vamos a enseñar a hacer un rico relleno elaborado a base de verduras de temporada. Se trata de una elaboración sencilla y muy saludable, que estamos seguros hará las delicias de toda la familia. Te invitamos a que hagas los cambios que consideres oportunos, incorporando aquellas verduras que sean de tu agrado.

Además, en el paso a paso te mostramos también cómo preparar una deliciosa salsa de tomate casera, con la que remataremos esta rica elaboración. Hay quienes prefieren añadir salsa bechamel, si es tu caso, te recordamos que en nuestra página te ofrecemos la recetas de esta tradicional salsa.

Ingredientes [Para 3 personas]:

  • Placas de canelón precocidas – 9 unidades
  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Berenjena – 150 gramos
  • Zanahoria – 120 gramos
  • Pimiento verde – 100 gramos
  • Calabacín – 200 gramos
  • Pimiento rojo – 120 gramos
  • Setas – 130 gramos
  • Queso rallado – 50 gramos
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grandes
  • Sal – al gusto
  • Salsa de soja – 2 cucharadas grandes
  • Pimienta negra – al gusto

Para la salsa:

  • Tomate – 700 gramos
  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Sal – al gusto
  • Azúcar – 15 gramos
  • Pimienta negra – al gusto
  • Aceite de oliva – 3 cucharadas grande

 

 

Elaboración de la Receta

  1. Comenzamos la receta pelando los dientes de ajo y picándolos finamente.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.
  3. Quitamos las semillas al pimiento verde y lo cortamos en finas rodajas.
  4. Con la ayuda de un pelador, quitamos la piel al pimiento rojo y lo cortamos en finas tiras.
  5. Pelamos la zanahoria y la cortamos en trozos pequeños.
  6. Calentamos aceite de oliva en una sartén, y añadimos todos los ingredientes que acabamos de procesar. Ponemos un poco de sal, y cocinamos, a fuego medio, para que las verduras se vayan ablandando.
  7. Mientras tanto, quitamos la piel a la berenjena y la cortamos en trozos pequeños.
  8. Cuando las verduras estén tiernas, añadimos los trozos de berenjena. Seguimos cocinando hasta que se ablande.
  9. Pelamos el calabacín y lo cortamos también en trozos de un tamaño aproximado al de la berenjena.
  10. A continuación, troceamos las setas.
  11. Cuando la berenjena esté tierna, incorporamos el calabacín y las setas. Continuamos cocinando hasta que ambos ingredientes se ablanden.
  12. Cuando toda la verdura esté lista, añadimos la pimienta molida y la salsa de soja. Cocinamos durante 5 minutos más y retiramos del fuego.
  13. Seguidamente, preparamos la salsa de tomate, para ello, pelamos los ajos y la cebolla y picamos finamente ambos ingredientes.
  14. Calentamos aceite de oliva en una olla y añadimos la cebolla y el ajo. Cocinamos, a fuego medio, para que se vayan ablandando.
  15. Cuando la cebolla esté tierna, echamos la pimienta molida y la sal.
  16. Cortamos los tomates por la mitad y los rallamos. Los incorporamos a la olla y seguimos cocinando durante un tiempo aproximado de entre 30 y 40 minutos.
  17. Pasado el tiempo de cocción, retiramos la olla del fuego y trituramos su contenido con la ayuda de la batidora eléctrica.
  18. Ponemos las placas de pasta a remojo en abundante agua caliente. Dejamos reposar durante 12 minutos
  19. Pasado el tiempo de reposo, ponemos las placas de pasta sobre un trapo limpio y las secamos.
  20. Seguidamente, comenzamos a formar los canelones. Ponemos verdura en el centro de cada placa de masa y la enrollamos. A medida que los vamos formando los transferimos a una fuente para horno
  21. Ponemos por encima un poco de salsa de tomate y esparcimos queso rallado.
  22. Llevamos al horno y gratinamos, a 180ºC, durante 10 minutos o hasta que el queso se funda. En ese momento, retiramos del horno, dejamos templar durante unos minutos y servimos.

Anotaciones y Consejos

Para esta receta hemos usado placas de pasta precocidas. Este tipo de pasta no necesita cocción. El tiempo que debemos tener la pasta en remojo suele venir expresado en el envase.

Si quieres obtener una salsa de tomate sin semillas te recomendamos que, en lugar de rallarlos, los tritures y hagas pasar el puré resultante a través de un colador para retirar la piel y las semillas.

 

fuente:cocina casera

 



     Compartir         Compartir